Necesito crédito ya. ¿Qué tipos de préstamos me interesan?

Por CIAR responde  -  En 15 abr, 2013 -  1 comentario

tipos de prestamos

 

En época de crisis, puede resultarnos complicado hacer frente a todos los pagos que tenemos pendientes. Pedir un préstamo puede ser una solución rápida y eficaz para ayudarnos en estas situaciones de falta de liquidez económica que a todos se nos pueden presentar.

Pero, ¿conoces cómo funcionan los préstamos? ¿Cómo saber qué tipo de préstamo te interesa más?

Si quieres llegar a fin de mes desahogado, y tener un préstamo ya, te interesa conocer estos conceptos.

¿Cómo funciona un préstamo?

Pedir un préstamo supone que un banco u otro tipo de entidad financiera nos presta una cantidad determinada de dinero, que deberemos devolver en un plazo de tiempo determinado, junto a unos intereses y posibles comisiones previamente acordados.

La devolución suele estipularse en cuotas mensuales, aunque las condiciones dependerán de lo negociado entre prestamista y prestatario.

¿Qué tipos de préstamos existen?

Existen muchas clasificaciones y tipos de préstamos y créditos. Hablando de los más habituales, en función del tiempo de devolución estipulado podríamos hablar de:

* Préstamos a corto plazo: Se suelen solicitar para situaciones puntuales de falta de liquidez, como adquisición de inventarios, saldo de cuentas pendientes, etc. Su período de devolución suele ser menor de un año y los intereses, en consecuencia, son también menores.
* Préstamos a largo plazo:  El plazo de amortización es mayor de un año, y se suelen emplear para adquirir bienes o servicios duraderos.

Con respecto a los tipos de interés aplicados, podemos considerar:

- Los préstamos a tipo fijo, en los que el interés se mantiene constante a lo largo del préstamo, y los
- préstamos a tipo variable, donde el interés irá variando a lo largo del tiempo en función de un índice determinado, como por ejemplo el Euribor.

Préstamos con período de carencia

Un concepto interesante a la hora de pedir un préstamo  es el llamado período de carencia.

La carencia supone pagar cuota de sólo intereses al principio para hacer más llevadera la devolución de su crédito.

Tras el período de carencia pactado, se pasarían a pagar cuotas de capital + intereses.

En definitiva, según nuestra situación concreta deberemos escoger el tipo de préstamo que mejor se adapte a nuestras necesidades. Si necesitas crédito o efectivo ya y no sabes qué préstamo es el más conveniente, podemos asesorarte para que tomes la mejor decisión.

¿Necesitas pedir un préstamo y tienes dudas sobre cómo gestionarlo? Consulta a nuestro especialista aquí: CIAR Financiera

Imagen: Images_of_Money