Reunificación de deudas y préstamos para pagar menos

Por CIAR responde  -  En 18 abr, 2013 -  3 comentarios

reunificacion de prestamos

 

Hoy en día es común contar con varios préstamos y créditos: la hipoteca de la casa, la letra del coche, el crédito de la tarjeta, algún préstamo personal, etc.

Por cada uno de ellos pagamos una cuota mensual de capital e intereses, que hace que cada mes el dinero se esfume tan pronto como entra en nuestra cuenta corriente.

Existen fórmulas para mejorar esa situación financiera y pagar menos, como la que hoy te proponemos: la reunificación de deudas. ¿Quieres saber en qué consiste?

¿Qué es la reunificación de préstamos?

La reunificación de préstamos, también conocida como refinanciación de deudas, es una solución financiera que permite a las personas y empresas agrupar todas sus deudas en un mismo préstamo con una única cuota.

Esta herramienta puede resultar de gran utilidad en los momentos de falta de liquidez, cuando cuesta llegar a fin de mes y necesitamos un alivio en las cantidades a abonar.

¿Cuáles son las ventajas de reagrupar deudas?

Como es de suponer, reunificar préstamos tiene un claro objetivo: pagar menos.

Esto se consigue agrupando todos ellos en el préstamo que nos ofrece mejores condiciones, y que suele ser el préstamo hipotecario.

Someter el resto de préstamos de corto plazo con altos intereses a las condiciones de la hipoteca (con menores intereses y con un plazo de devolución mayor), hace que obtengamos un único préstamo con una cuota mensual menor que la suma anterior de las cuotas de cada uno de los préstamos.

Con ello se consigue tener más dinero disponible cada mes, y poder ir algo más desahogado.

¿Cómo reunificar préstamos y deudas?

Los requisitos para poder refinanciar deudas pueden variar según la entidad financiera que la realice, pero por lo general suelen ser los siguientes:

- Disponer de ingresos mensuales que garanticen que va a ser posible asumir la cuota mensual resultante

- Contar con una vivienda en propiedad (tenga o no una hipoteca).

- Que el importe de las deudas no supere el 75% del valor de la vivienda.

Si nos decidimos a liquidar los préstamos que tenemos , y a unirlos con el importe pendiente de la hipoteca en un nuevo préstamo hipotecario, nuestra economía se verá rápidamente aliviada y nos permitirá afrontar mejor los momentos más críticos.

¿Quieres hacer una simulación de reunificación de deudas y saber cómo sería la nueva cuota de tu préstamo único? Consulta a nuestro especialista aquí: CIAR Financiera

Imagen: ruurmo